¿Por qué digitalizar tu negocio?

Puede ser que te encuentres en la siguiente situación, tengas una pequeña empresa o negocio familiar, y te estés valorando si te interesa o no digitalizar. Pues bien, con el siguiente artículo busco ayudarte a encontrar una solución, así que… sigue leyendo.

El primer punto, sería valorar el producto o servicio que estamos ofreciendo. Si bien es cierto que hay algunos productos que acompañados de un trato en persona con el cliente se venden mucho mejor. Tener una web donde se ofrezcan puede suponer la captación de potenciales clientes, que a lo mejor no tienen el tiempo de desplazarse hasta nuestro punto de venta solo para hacer una valoración. De esta forma puede que echando un vistazo en la web, decidan que quieren nuestro producto y lo compren; ya sea en la web o en el punto de venta físico.

En segundo lugar, puede que nuestro público objetivo sea ya maduro, no domine Internet y las redes sociales, y que por ello no le demos la importancia que requiere a tener una web.

En la actualidad, conviven 4 grupos de consumidores si los agrupamos por edades: los baby-boomer (nacidos entre 1946 y 1964), la generación X (nacidos entre 1965y 1979), la generación Y (nacidos entre 1980 y 1999) y la generación Z (nacidos a partir del 2000). Si como decíamos nos dirigimos a un público maduro, este estaría compuesto por personas de la generación baby-boomer y la generación X, es cierto, que tienen un mayor nivel adquisitivo, pero, también lo es, que cada vez hay menos baby-boomer (siento ser tan directo, pero es la verdad), y que las personas de la generación X no quieren sentirse desfasadas y se están digitalizando.

Por otro lado… y si te dijera que las 2 generaciones restantes, que estamos olvidando, suponen el ¡50% DE LA POBLACIÓN! Con este dato, y dando por supuesto que deseas mantener tu negocio “en marcha” el máximo tiempo posible, ¿no sería interesante dirigirse a un público que puede comprarnos durante más de 30 años y que ya supone la mitad del mercado?

En tercer lugar, habrá que valorar cómo realizar este proceso. Siempre es mejor realizar un camino de pequeñas victorias, que enzarzarse en un gran cambio de golpe que pueda suponer grandes problemas.

Por ello, mi recomendación es comenzar realizando una web, en la que se muestre el producto o servicio que ofrecemos. En caso de que ofrezcamos multitud de productos, quizás una subida de todos puede suponer un costoso trabajo, así que, podríamos mostrar aquellos con una demanda más alta e ir actualizando la web poco a poco (el propósito de la web es darnos ingresos, no cargarnos de trabajo y desviarnos de nuestros objetivos). Aquí también es interesante, ir subiendo con cierta frecuencia artículos de nuestro sector con cierta frecuencia, esto puede atraer a nuevos clientes.

En cuanto a la creación de una aplicación móvil o “app”, a no ser que nos permita REALMENTE utilizarla como un canal de venta, no suele ser una buena idea; ya que tienen un coste elevado y el retorno de beneficios suele ser bajo. Y como os habréis fijado recalco el realmente, pues muchas veces no somos tan críticos con nuestros proyectos como deberíamos.

Resumiendo, aunque tengamos un negocio en un sector tradicional, con la digitalización podremos llegar a más clientes y construir mejores relaciones con ellos. La digitalización de una empresa es un proceso largo, por lo que es mejor un camino con la consecución de pequeños objetivos. Iniciar este camino con la creación de una web, donde ofrezcamos algunos de nuestros productos, y contenido de calidad, suele ser un buen punto de partida.

Deja un comentario